El pelo que tenga el perro no importa…

Estamos en plena Gamescom, feria de videojuegos celebrada en Colonia, Alemania. Y, como toda buena feria, cuenta con varias conferencias de las grandes empresas del sector. Twitter arde con cada una de ellas, y las polémicas saltan en cuestión de minutos. Pero uno de esos tuits polémicos es el que me trae a escribir este artículo…

En concreto, el tuit es el siguiente:

“No se trata de la cantidad de pelo de tu perro, se trata de las opciones que trae el perro a tu juego.”

Sagas como Call of Duty nos lo recuerdan con cada presentación de un nuevo miembro de su franquicia: Hemos mejorado el aspecto del escenario del bosque, la animación de saltar muros, o el pelo del perro es más real. Mejoras mayormente gráficas, que si bien mejoran el aspecto visual no aportan nada nuevo al juego.

No voy a decir que la mejora gráfica en el mundo de los videojuegos es innecesaria. Los videojuegos llevan muchos años en nuestra vida, y durante estos años han mejorado en muchos aspectos. El gráfico, indispensable: Con la mejora tecnológica pasamos de los 8-bits a imágenes mucho más definidas, del 2D al 3D, mejoras en el propio 3D…

DoomVS

Comparativa Doom (1993) vs Doom 4 (2015). Click para ampliar la imagen.

Con los avances de los gráficos, las dinámicas de juego se ampliaron. Pasemos de un scroll lateral cuyo objetivo era avanzar a la derecha a aventuras gráficas donde el menor detalle podría ser la clave para resolver el misterio, a mapas donde ir por la izquierda resultaba más sencillo que por la derecha. La jugabilidad ha aumentado a la par que el aspecto gráfico, es innegable.

Pero hemos alcanzado un punto donde la mejora gráfica ya no supone un incremento de jugabilidad, y estas mejoras solo afectan al cómo se ve el juego. Sin duda alguna, esta mejora ayuda al mundo del videojuego, pero no es lo que el jugador desea mayormente.

Call of Duty es un ejemplo claro de esto: La conferencia de presentación de CoD: Ghosts del E3 de 2013 se basó prácticamente en cómo habían mejorado el salto de un muro del jugador o lo bien que se veía nuestro compañero cánido. Pero, en sí, el juego no resultó ser una mera copia del sistema de juego de su anterior edición, CoD: Black Ops 2, e incluso esta entrega anterior tuvo más éxito que el propio CoD:Ghosts durante su tiempo de vida.

El mundo del videojuego avanza, pero el aspecto gráfico cada vez importa menos en este avance. Se queda como un aspecto más de este mundo, y ganan más importancia aspectos como la jugabilidad y las sensaciones que transmite el propio juego. Y el cómo experimentamos el propio juego.

La realidad virtual lleva pegando fuerte en este aspecto en estos últimos años, y Oculus Rift -seguramente, la marca más conocida en este sector- pondrá a la venta su primer dispositivo de estas características en el primer trimestre del año que viene. No tenemos una bola de cristal capaz de ver el futuro, pero esta tecnología puede suponer un avance a la jugabilidad, siempre que se implemente bien.

Anuncios
Etiquetado , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: